Black Sails ¡¡Qué corra el ron!!

Escrito por 

Coger la botella de ron y preparar vuestro espíritu bucanero, porque llega una serie de piratas a la vieja usanza. El mapa de un tesoro español, la libertad por bandera y la rivalidad salvaje bañada en sed de poder. Izar las velas en una aventura llena de secretos, traiciones y venganzas.

Ambientada 20 años antes de ‘La isla del tesoro’, el clásico de Robert Louis Stevenson, Black Sails nos devuelve a la época dorada de la piratería, donde las Antillas sirven de refugio para el comercio negro de los enemigos de la corona. Una serie visual y narrativamente impactante, tanto por su realismo como por el toque de Michael Bay en los créditos (sí, ese director que se divierte destruyendo Transformers y futuro padre de unas Tortugas Ninja alienígenas).

Perseguidos en mar y en tierra, en Nassau han establecido un sistema de intercambio para mantener sus pillajes y asaltos a las órdenes de Eleanor Guthrie. Una mujer de gustos exquisitos y carácter fuerte que no dudará en enfrentarse a los Capitanes más temidos por defender aquello a lo que ha dedicado toda su vida. Y allí será donde el Capitán James Flint de los primeros pasos de una aventura que puede cambiar el curso de la historia.

Ronda por el lugar una copia del itinerario de un barco de gran valor, un tesoro flotante con sello español que hará rica a la tripulación capaz de conseguirlo. Con ese propósito, unido al chantaje para sobrevivir, el cocinero improvisado John Silver se volverá una pieza clave en la gran hazaña que se traen entre manos.

Entre manipulaciones y propósitos ocultos, se irá fraguando la preparación de un viaje a fuego lento. Cambiando una salida acelerada hacia la meta, la serie se regodea en los entresijos que envuelven el mundo bucanero. Desde ganarse la confianza de los oficiales a bordo, hasta la preparación física del barco para la travesía, pasando obviamente por los burdeles y las zonas de descanso atiborradas de ron.

Una mirada detrás del telón, más allá de las meras persecuciones de mar y abordajes a cañonazos (que también las hay), por fin nos sumergimos de lleno en una historia cargada de significado. Abrazando la estética sucia y salada de los guerreros del mar, las historias de ambición individuales luchan por mantenerse a flote con la guardia real siempre al acecho y la sombra de la desconfianza siempre detrás del líder.

Para poder seguir adelante con el plan, el Capitán Flint deberá contar con la ayuda de terceros. Su amante, que oculta bajo sus faldas planes capaces de desatar la irá de la tripulación; y el Capitán Vane, conocido por sus toscas formas de hacer las cosas, se enfrentará a pruebas físicas y retos pasados. Un futuro incierto y la continua guerra contra un imperio no serán suficientes para amedrentar a la tripulación.

Hilando entre las banderas personales de cada uno, destripando tanto sus sueños como sus miedos a base de sudor y lágrimas, te ofrece la oportunidad de vivir desde dentro el ambiente del centro de contrabando donde se soportan y se matan a partes iguales. Prostitución, dinero y poder, son los tres pilares que rigen su mundo.

Personajes con carisma, una banda sonora que dan ganas de hacerse a la mar, y una puesta en escena que te impregna de ese aroma a libertad salada. Con tan solo ocho capítulo, y renovada para una segunda temporada, sus giros de trama terminarán de engancharte a la aventura.

Para amantes de las aventuras con un toque clásico, sin censura y que quieran sentir la mezcla de sal y sangre en sus pantallas, es todo un acierto.

Visto 3692 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Erio!

Está aquí: Home FRIKI NEWS Series Black Sails ¡¡Qué corra el ron!!