Enigmas que la humanidad no ha resuelto...aún (Parte 3)

Escrito por 

Seguimos con lo paranormal...y ya van tres.

La desaparición del regimiento de Norfolk: agosto de 1915, Europa en plena Guerra Mundial. Tropas británicas desembarcan en las playas de Gallipoli (Turquía) para defender a sus aliados rusos de los Otomanos. Era el regimiento Norfolk, que avanzó hacia el interior del continente seguido por los Anzacs (Australia and New Zeland Army Corps). Fue en un momento dado del camino cuando una nube comenzó a invadir el lugar. Los soldados británicos, al adentrarse dentro, desaparecieron para siempre en aquella misteriosa nube, que poco después empezó a ascender hasta desaparecer. Tanto los anzacs y los soldados turcos afirmaban no tener ni idea de su paradero, que actualmente sigue siendo un misterio. Todo esto se dio a conocer en 1965, cuando había pasado medio siglo, por tres de los soldados del anzac que participaron en la operación.

 

La explosión de Tunguska: El 30 de junio de 1908 algo cayó en la región siberiana de Tunguska. Algunos testigos hablan de una bola de fuego, puede que un meteorito (aunque no hay ni rastro de cráter y aquí está lo raro del caso), que derribó todos los árboles en 30 kilómetros a la redonda como si fuesen fichas de dominó, fundió objetos metálicos de algunas de las personas que vivían allí y convirtió animales literalmente en cenizas. Se dice que en diversas partes de Europa y Asia tuvieron la noche más luminosa que se recuerda, con cielos con un ligero tono carmesí invadiéndolo todo. La teoría del meteorito es la más aceptada, justificando la ausencia de cráter con una explosión en el aire.

 

La otra vida de Cameron Macaulay: Esta extraña historia comienza con un niño llamado Cameron, de Glasgow (Escocia), que ya desde pequeñito empezó a hablar de “su otra mamá” y de gente que conoció en otro lugar. Y aviones, recordaba aviones. Los padres y los psicólogos lo atribuyeron a una gran imaginación, pero es que la historia de Cameron se volvía cada vez más definida por momentos. Llegó a recordar que su otro hogar estaba situado en la Isla de Barra, en el oeste escocés. Recordaba la playa, sus perros y hasta la muerte de su otro padre. Hartos de la situación contactaron con un experto en vidas pasadas (sí, parece que hay expertos de esta materia), Jim Tucker, y viajaron a donde él decía que había vivido. Y lo que encontraron fue una casa en ruinas, abandonada, pero mucho de los datos de los que el chaval hablaba coincidían. El niño recordaba aquella casa con gran tristeza y melancolía. Su otra familia había vivido durante los años sesenta, la familia Robertson, pero no se sabía nada de Shane Robertson, el que sería su padre. La historia tuvo tanto eco que hasta la BBC hizo un documental del suceso.

El Sputnik de Montalcino: Siempre se ha dicho que las pinturas más famosas esconden mensajes ocultos, especialmente desde que ‘El Código da Vinci’ saliese a la venta. Pero realmente hay un enigma que a muchos impresiona, y es que en un retablo italiano del siglo XVI se puede observar claramente una esfera que guarda un asombroso parecido con el satélite soviético Sputnik y un poco también al estadounidense Vanguard 1. El pintor de esta obra fue Ventura Salimbeni y el cuadro en cuestión se titula ‘La glorificación de la Eucaristía’. En la obra se nos muestra a Dios y a Jesús con lo que parecen sendos pinceles (a mi parecer) o antenas sobre una esfera perfecta de color metálico. Incluso en ella hay una especie de lente comparable a la de una cámara fotográfica o algo así. Unos defienden la teoría del viaje en el tiempo, aunque la mayoría atribuyen el objeto esférico a una representación, bastante común en la época, del orbe divino de la creación, que dio origen a la vida.

 

Piedras de Ica: ¿Os imagináis qué pasaría si encontrásemos piedras con seres humanos grabados junto a dinosaurios, utilizando telescopios y realizando trasplantes en épocas precolombinas? Bienvenido al famoso mundo de las Piedras de Ica, descubiertas por un granjero en Perú durante los años sesenta, bastante cerquita de las también famosas Líneas de Nazca. El tipo las fue vendiendo y se hizo bastante famosete. El gobierno se hizo eco y, no queriendo que el país se llenase de saqueadores al igual que Egipto, arrestó al granjero. Éste confesó que todo era mentira y las había tallado él mismo. Falsificaciones o no, hay que tener en cuenta el hecho de que se han encontrado unas 50.000 piedras, lo cual es bastante locura para un hombre solo, pero también es cierto que durante esos años proliferaron falsificaciones de esas “supuestas falsificaciones”. Es probable que haya alguna verdadera, pero desde luego, y lamentablemente, no serán las de dinosaurios.

Playboy precolombino

Mokele mbembe: Pero no perdáis la esperanza respecto a los dinosaurios. Desde tiempos inmemoriales hay historias de monstruos escondidos en la selva del Congo, en un pequeño territorio apenas inexplorado. Lo que Arthur Conan Doyle llamaría ‘Mundo Perdido’, vamos. Los indígenas de esa zona hablaban a los exploradores europeos del siglo XIX de una criatura del tamaño de un elefante, gris y con un cuello muy largo. Un saurópodo, para ser más específicos. Lo llamaban “Mokele-mbembe”. El monstruo se hizo popular a partir de los años 70 y especialmente en los años 80, durante los cuales se hicieron varias expediciones que, si bien no hallaron al monstruo, sí que recogieron muchos testimonios. Más suerte tuvo la expedición de un zoólogo llamado Marcellín Agnagna, de la Universidad de Brazzaville que, según su relato, él y su grupo pudieron ver a la criatura, confirmando que era un dinosaurio. Actualmente en el Congo muy pocos dudan de su existencia, pero para el común de los mortales la historia seguirá siendo un caso más de criptozoología, al igual que el monstruo del Lago Ness o el Yeti.

 

Jack el destripador: Probablemente el más conocido asesino en serie de la historia y un gran misterio aún sin responder. ¿Cuál era la verdadera identidad de este asesino? Para conocer la historia hay que remontarse al Londres victoriano, a 1888. Whitechapel era uno de los más peligrosos distritos de Londres de aquella época. Una mañana, un hombre encontró el cadáver de una prostituta tirada en el suelo. Su cuello estaba seccionado y su abdomen mutilado. La mujer se llamaba Anne Marie Nichols. El terror se apoderó de Londres cuando más prostitutas aparecieron asesinadas de formas brutales: cuchilladas diversas, extracción quirúrgica de órganos etc. Scotland Yard ofreció una recompensa para quien diese alguna información valiosa, pero sólo sirvió para que la gente denunciase a quien peor le caía. Y a raíz de esto empezaron las cartas al jefe de policía de un tipo que firmaba como Jack el destripador. Su último asesinato fue el de Mary Kelly, que además fue el más brutal de todos. Después de eso no se volvió a saber nada más del asesino y el caso quedó sin resolver.

 

La desaparición de Agatha Christie: la famosa escritora May Clarissa Miller, también conocida como Agatha Christie, al igual que los personaje de sus novelas, también se vio envuelta en un caso bastante extraño. En 1926, la escritora estaba casada con Archibald Christie, pero el matrimonio no iba bien. Al parecer, Archie se veía con otra mujer y, entre eso y el fallecimiento de su madre, Agatha desapareció dejando su coche abandonado junto a un lago a las afueras de Londres, muy lejos de casa. Ella era una escritora muy conocida y la sociedad se volvió loca con la noticia. Todo apuntaba a que había sido el marido quién la había asesinado y, poco después, al igual que en ‘Perdida’ de David Fincher, la escritora apareció. Al undécimo día de su desaparición fue descubierta en un hotel-spa, alegando que tenía amnesia y que no recordaba cómo había llegado hasta allí. Eso sí, el registro en el hotel lo había hecho con el nombre de Señora Neele, que curiosamente era el apellido de la amante del marido. ¿Venganza? ¿Despecho? Es probable. La mujer rehízo su vida pero jamás contó qué pasó en aquellos días ni el por qué. Falleció en 1976 llevándose el misterio a la tumba.

 

Mothman: No, no es ningún superhéroe, y “el hombre polilla” suena bastante ridículo, aunque habiendo un Ant-man… En fin, para quien no conozca a esta criatura propia de leyendas urbanas creepypasteras diré que se la describe como un humanoide de dos metros, con alas como de polilla, pelo gris, garras y ojos grandes y brillantes. La historia ocurrió durante el año 1966, en un pueblo llamado Point Pleasant, situado en Virginia Occidental y sus alrededores. Durante ese año los avistamientos de la criatura fueron continuos, y también extrañas llamadas de teléfono en los que sólo se escuchaban extraños sonidos. Una periodista llamada Mary Hyre comenzó a investigar el caso y poco después empezó a tener extraños sueños donde el puente Silver Bridge, situado a la entrada del pueblo, se derrumbaba y nadaba entre paquetes de regalo. Y fue en diciembre cuando aquella tragedia ocurrió, muriendo 46 personas. Después de eso Mothman nunca más volvió a ser visto. Vuelan teorías sobre que la criatura es en realidad un ángel que venía a prevenir de la catástrofe, y otras dicen lo contrario. Si queréis saber más echadle un ojo a la película ‘Mothman: la última profecía’, y recordadme que la ponga en la próxima sección de ‘cine olvidado’. Incluso tuvo un episodio en Expediente X.

Tiene hasta su estatua y estas tres personas van a morir pronto

La Fuga de Alcatraz: Como si de ‘Prison Break’ se tratase, hace 53 años tuvo lugar la fuga carcelaria más famosa jamás realizada, la de la prisión de máxima seguridad de la isla de Alcatraz, frente a la Bahía de San Francisco, también conocida como ‘La Roca’. Frank Morris y los hermanos John y Clarence Anglin fueron los prófugos que realizaron la hazaña en junio del 62 tras muchos meses de trabajo, cavando con cucharas y cuchillos un túnel que tapaban con pósters y que conducía al tejado a través de los sistemas de ventilación. En su cama colocaron cabezas creadas con jabón, pelo de la barbería y revistas para engañar a los guardias. Finalmente, con más de 50 chubasqueros, crearon una balsa hinchable con la que escaparon. Los tres habían sido condenados por robar bancos, aunque les habían trasladado allí por la facilidad que tenían de fugarse. Nadie sabe qué fue de ellos, pero de estar vivos, hoy tendrían 80 años. Eso sí, la madre de uno de ellos recibía todos los años flores el día de su cumpleaños.

 

@GuionistaEnfu

Página de Facebook 

Visto 3911 veces

Artículos relacionados (por etiqueta)

2 comentarios

  • Enlace al Comentario Guionista Enfurecido Martes, 11 Agosto 2015 21:12 publicado por Guionista Enfurecido

    ¡Mierdaaaa! Si es que además menciono a Doyle en otro de los párrafos. Los he cruzao, pero bueno, ya está corregido :D

  • Enlace al Comentario V Martes, 11 Agosto 2015 17:10 publicado por V

    Sherlock Holmes fue creado por Conan Doyle, no Agatha Christie.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Erio!

Está aquí: Home FRIKI NEWS Rarunezas Enigmas que la humanidad no ha resuelto...aún (Parte 3)