Mataría por ti... pero en 8 bits (II)

Escrito por 

Vuelve el amor a nuestros queridos 8 bits. Por más que lo intentamos y buscamos excusas, por más fuertes que sean nuestros rivales, por más difíciles sean los peligros a los que nos enfrentamos, allá vamos.

Llegaremos a las Cataratas Paraíso, dejaremos de limpiar nuestro planeta para buscarla en su nave espacial aunque nos lleve Dios sabe dónde, naceremos como viejos y moriremos como jóvenes para poder encontrarnos con ella justo en el medio, andaremos borrachos descalzos por el parque, compraremos joyas por sólo diez dólares, pero sobre todo mataremos a cualquier tipo malvado que ose alejarlas de nosotros.

Zelda y Link (La leyenda de Zelda). Vale, vale, no hay ninguna prueba de que exista amor entre ellos, pero pensadlo bien, tantas batallas, tantas chicas guapas ignoradas, tantos años, ambos tan monos… ¿no dan para creer que Link en realidad olía los vientos por Zelda y se la sudaba Hyrule?

Prin-Prin y Sir Arthur (Ghosts’n Goblins).  Ahora da igual lo que digáis, el pequeño y valiente Sir Arthur se parte el pecho por intentar salvar a su amada de las manos del mal. Me da que la bella Prin-Prin va a pasárselo muy bien teniendo en cuenta lo mucho que abre las piernas, lo mucho que salta, y lo poco que le cuesta quedarse en calzoncillos a nuestro “ligero” caballero.

Patty-Betty y Bub-Bob (Bubble Bobble).  Dos preciosos dragoncillos que tienen la particularidad de que en lugar de echar fuego por la boca escupen burbujas  ¡qué maravilla! , van en busca de sus dos amadas, que por cierto son del género humano, que han sido secuestradas por el villano Super Drunk. Cuenta la leyenda que en realidad ellos también son humanos pero convertidos en dragones por algún tipo de magia chunga. Tú ahí flipando de que te conviertan en un dragón cojonudo en lugar de una mierda de humano,  y te ponen burbujas en lugar de fuego…

Daphne y Dirk el atrevido (Dragon’s Lair). Lo sé, no eran 8 bits, pero sí el año 1983 y eso requiere un reconocimiento. Eso y que Daphne estaba, como decirlo… muy lograda. Nuestro torpe pero valiente (de ahí su mote) Dirk, debe salvar a su amada (que parece sacada del mismísimo Playboy de la época) de las garras del dragón Singe (que me da a mí que este no echa burbujas por la boca). Una historia de amor muy cómica que no dejaba indiferente a nadie…  No os perdáis ni el modelito ni los tacones de la princesa.

Sylvia y Thomas (Kung-fu Master).  Aquí tenemos al joven Thomas, un repartidor de leches especializado, intentando liberar a la bella Sylvia de su secuestrador Mr. X, que reconoceréis que el nombre del malo es descomunal, ¿no? Os regalo una curiosidad: el juego está basado en la película “Los supercamorristas” rodada íntegramente en Barcelona y que contaba con Jackie Chan como Thomas y Lola Forner como Sylvia.

Sandy Patz y Dave Miller (Maniac Mansion). El Dr. Fred ha secuestrado a Sandy, la novia animadora de Dave, un chico que no resalta en muchas cosas. Al parecer un meteorito la lió parda y ahora la familia del doctor está toda zumbada. Tentáculos que hablan, hamsters que explotan en el microondas, enfermeras salidas, etc… Había que estar muy enamorado para jugársela con ese tipo de gente, pero es que menudo top llevaba la niña…

Y es que el amor lo puede todo, y no seamos cínicos, un poco de sexo también.

¿Continuará?

Visto 4501 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Erio!

Está aquí: Home FRIKI NEWS Level up Mataría por ti... pero en 8 bits (II)