HellBoyHood

Escrito por 

La infancia de un demonio es como la de cualquier otro: un tostón...

La película narra los 40 primeros años de vida del demonio Hellboy: desde que llega a la Tierra en 1944, atravesando un portal interdimensional nazi, hasta que comienza a trabajar para el FBI. Vamos, toda la parte de su vida en la que no ocurre nada interesante.

Que tú vas a ver la peli pensando "el prota es un demonio, hay nazis, está el FBI..." ¿qué puede salir mal? Pues todo.

La única gracia de la película es que está rodada en tiempo real. Es decir, que comenzaron rodando con un bebé y siguieron rodando con él según crecía. Imaginaos el coñazo de rodaje. Los cámaras estaban hasta los huevos. Y luego coge todo ese material y móntalo. Para pegarse un tiro.

Y todo eso está muy bien para que los gafapastas de las academias de cine lo flipen y te den todos los premios. Pero para el pobre espectador que se gasta 10 euracos en la entrada es un suplicio.

Y, por si fuera poco, dura 3 horas largas. Y digo largas no porque dure más de 3 horas, sino porque son 3 pero parecen 30.

El protagonista es Ron Perlman, que ahí tuvo suerte el director, porque le salió un tipo grande y fuerte que se parece a Hellboy. Porque, claro, todos los niños son iguales. Imagínate que empiezas a rodar con un bebé como otro cualquiera y según va creciendo te das cuenta de que has cogido a Cañita Brava. Pues a empezar otra vez.

Visto 4755 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Erio!