Aniquilación: Conquista (Annihilation: Conquest) – Rumbo a los Guardianes de la Galaxia 2

Escrito por 

Es el día después de la Guerra de la Aniquilación y el Universo ha sufrido unas consecuencias fatales. Imperios han caído, civilizaciones han sido arrasadas y vastos territorios han sido ocupados por los insectoides de la Ola de Aniquilación. Los supervivientes tratan de reagruparse y reconstruir sus hogares, millones de refugiados de cientos de mundos ahora desaparecidos buscan ayuda... Es en el momento de mayor debilidad de la galaxia cuando comienza la Conquista.

Lector Constante de Frikimalismo, si te quedaste con ganas de más aventuras espaciales tras Aniquilación (Annihilation), no te puedes perder este nuevo evento que continúa la historia del universo marvelita allí donde acabó la primera saga.

El statu quo de la galaxia ha cambiado por completo. El Imperio Skrull ha sido borrado del mapa por la Ola de Aniquilación, cuyas tropas ocupan ahora parte de su territorio, además de los territorios cedidos por el Imperio Kree, ahora gobernado por Ronan el Acusador, en un armisticio que puso punto y final a la Guerra.

En este tenso ambiente de posguerra, Peter Quill (anteriormente conocido como Star-Lord) es nombrado “Kree honorífico” por el propio Ronan debido a sus valientes actos durante la lucha contra las fuerzas de Annihilus. En su nuevo papel de Consejero Militar negocia un pacto con los Caballeros del Espacio de Galador para mejorar mediante un nuevo software galadoriano la Red de Guerra, la inteligencia artificial que controla de manera autónoma las defensas del Imperio Kree. Parece que las cosas mejoran para los alienígenas de piel azul, pero lo que nadie sospecha es que acaban de meter al enemigo en su propia casa.

El acuerdo con los Caballeros del Espacio ha sido desde el primer momento un engaño para, a modo de caballo de Troya de última generación, hacerse con el control de la Red de Guerra y por extensión, de toda la maquinaria bélica y cada pedazo de la infraestructura tecnológica de los Kree. Pronto se revela que los Caballeros del Espacio no son más que peones dentro del juego de la Conquista.

Infectados por un virus transmutador, son simples marionetas en manos de la Falange (no hagas ningún chiste al respecto...), una raza de entidades tecno-orgánicas cuyo propósito es asimilar a todos los seres vivos y máquinas de la galaxia. Creando un pensamiento único, robando el libre albedrío a cada individuo y logrando de este modo la seguridad y la paz a través de la unión forzosa. Algo así como un sueño húmedo de George Orwell.

Después de una breve e inútil resistencia, la mayor parte de los kree son infectados por el virus de la Falange (¿virus falangista? Los siento, no he podido evitarlo.) y Peter Quill es dado por muerto. Para rematar el día, la Falange crea un campo de energía impenetrable que rodea el Imperio Kree, aislándolo del resto del cosmos. En apenas unas horas, el orgulloso Imperio Kree ha sido conquistado.

Todo esto ocurre en Hala, la capital. Mientras tanto, en un mundo del límite del Imperio, Phyla-Vell, la nueva Quasar, y Dragón Lunar, la calva más sexy del universo marvel, viven su relación amorosa con tranquilidad, mientras ayudan con la reconstrucción y la seguridad. Pero ya sabes que la paz dura poco en los cómics de Marvel.

Los Centinelas Kree, recién controlados por la Falange, catalogan a nuestras heroínas como potenciales amenazas y deciden exterminarlas. Y por si fuera poco, Phyla empieza a escuchar una voz en su cabeza que le insta a encontrar al “Salvador”, quizás la última esperanza para los pueblos libres de la Galaxia.

Parte de la gracia de este evento cósmico, es que convierte en protagonistas a personajes que fueron secundarios en Aniquilación, como son Quasar, Dragón Lunar o Star-Lord, y deja en un segundo plano a personajes que fueron fundamentales en la anterior saga como Drax el Destructor o Ronan.

Phyla-Vell o Quasar, es la hija de Mar-Vell, el Capitán Marvel original, quién fue elevado a la gloria de los cómics gracias al guionista Jim Starlin. Su etapa con este héroe cósmico y sobre todo la narración de sus últimos días en la conmovedora novela gráfica “La muerte del Capitán Marvel” merecerían su propio artículo. Sin duda es una lectura de lo más recomendable.

Como curiosidad, te diré que en una portada alternativa de esta mítica historia, aparecen todos los héroes de marvel guardando un minuto de silencio frente a la tumba del Mar-Vell y ¿quién se encuentra entre entre ellos mostrando su respeto ante este gran héroe cósmico? El mismísimo Superman. Un bonito detalle de la Distinguida Competencia (DC).

Pero estaba hablándote de Quasar, la actual poseedora de las bandas cuánticas, unos brazaletes que almacenan la energía cósmica y que permiten a su portador crear cualquier cosa que pueda imaginar. Sobre los hombros de Phyla pesa el gran legado de su padre, de su hermano Genis-Vell, que heredó el manto del Capitán Marvel, y del anterior Quasar, un terrestre que portó las bandas cuánticas y que acabó sus días de héroe durante el transcurso de la Guerra de Aniquilación.

La nueva Quasar se siente una novata, a pesar de haber estado entrenándose para este momento durante toda su vida. En este tiempo de necesidad, deberá enfrentarse a sus temores e inseguridades y aprender a creer en si misma para convertirse en la heroína que está destinada a ser.

En este viaje le acompañará su amante Dragón Lunar, hija de Drax el Destructor y antigua integrante de Los Vengadores. Armada con sus poderes mentales, su pericia en artes marciales y su amor por Phyla-Vell, se convertirá en el mayor apoyo de ésta en el oscuro y peligroso camino que tiene por delante.

Tal y como ocurría en Aniquilación, esta saga cósmica desarrollada por el tandem de guionistas Dan Abnett y Andy Lanning fue publicada en varias partes:

En junio de 2007 se publicó Annihilation: Conquest. Prologue, que básicamente te acabo de destripar. De nada.

A partir de julio se publicaron las 3 miniseries de 4 números que complementan la serie principal:

  • Annihilation: Conquest - Quasar: escrita por Christos N. Gage y dibujada exquisitamente por Mike Lilly, en la que acompañaremos a Phyla-Vell y Dragón Lunar en su búsqueda del supuesto Salvador del Universo.

  • Annihilation: Conquest – Star-Lord: en la que Keith Giffen, el escritor del grueso de Aniquilación, y el dibujante Timothy Green II nos adentrarán en el pasado de Peter Quill y conoceremos el terrible hecho que provocó su renuncia a ser Star-Lord, aunque todo el mundo se empeñe en llamarle así.

En esta miniserie además se crea el grupo de inadaptados que, en cierto modo, luego dará lugar a los Guardianes de la Galaxia. Y por supuesto, el futuro del Imperio Kree está en sus manos.

  • Annihilation: Conquest – Wraith: Un personaje totalmente nuevo y guionizado por Javier Grillo-Marxuach, quién, como ocurría en Aniquilación, crea una de las miniseries más interesantes del evento. El Fantasma, el enigmático kree sin nombre, sigue una sangrienta senda de venganza y además parece ser el poseedor de un arma capaz de derrotar a los invencibles soldados de la Falange. No tarda en convertirse en un objetivo para ambos bandos. ¿Tomará partido por alguno?

Por otro lado, dentro de la serie regular de Nova, creada a partir de Aniquilación, se desarrolla una parte fundamental para el desenlace de la saga. Los números del 4 al 7 fueron publicados a partir de julio bajo el epígrafe de Aniquilación: Conquista como si de una miniserie más se tratará, pero es necesario seguir leyendo hasta el número 12 para entender el final de Conquista.

Richard Rider (Nova) pasa por sus momentos más difíciles tras ser infectado por el virus tecno-orgánico y perseguido por Gamora y Drax, más despiadados que nunca tras caer bajo la influencia de la Falange. Comienza de este modo una carrera contrarreloj para salvarse a sí mismo y al universo. Una carrera que llevará a nuestro héroe desde el mismísimo fin de la Creación (fíjate en la siguiente imagen y dime que no lo has visto en uno de los trailer de Guardianes de la Galaxia) hasta el origen de la Falange, dónde quizás se encuentre también la clave para su final.

Para acabar, a partir de noviembre del 2007 se publicó la serie de 6 números Aniquilación: Conquista (Annihilation: Conquest) en la que Dan Abnett y Andy Lanning desarrollan la trama principal y en la que confluyen todas las miniseries comentadas anteriormente.

Con un desarrollo lleno de giros y momentos épicos, se nos revelará al terrible personaje que se esconde detrás de la Falange (pista: hace poco se ha revelado el aspecto que tendrá en la pantalla grande. Y hasta aquí puedo leer...), algunos morirán salvajemente, otros se sacrificarán por el bien común, otros aprenderán a ser héroes, otros aceptarán su destino como salvadores... y recuperaremos a grandes personajes cósmicos como el Alto Evolucionador o Adam Warlock.

Adam Warlock, quien, por cierto, es otro de esos personajes galácticos que, al igual que el Capitán Marvel, alcanzó su máximo esplendor con Jim Starlin a los guiones. Creo que alguien debería escribir un artículo sobre este gran autor y su legado en el cosmos marvelita. Ahí lo dejo.

Tras acabar con la amenaza de la Falange, Star-Lord empieza a gestar una idea. Quiere asegurarse de que después de dos eventos devastadores, la galaxia tenga la protección que se merece. Estos cataclismos deben ser evitados. Es un trabajo sucio, pero alguien tiene que hacerlo...

Bienvenido a los Guardianes de la Galaxia vol. 2 ¡Próximamente en Frikimalismo!

Visto 5021 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Erio!

Está aquí: Home FRIKI NEWS Cómic Aniquilación: Conquista (Annihilation: Conquest) – Rumbo a los Guardianes de la Galaxia 2