Preestreno "X-Men: Días del futuro Pasado"

Escrito por 

El mundo de los mutantes está llegando a su fin. Buscados, exterminados, llevados a sus propios límites, los pocos supervivientes han encontrado un camino hacia la salvación, aunque las respuestas parecen estar un paso hacia atrás: en el pasado.

Gracias a los amigos de Sensacine sacamos nuestro traje de mutante para asistir al preestreno de “X Men: Días del futuro pasado” junto a unos pocos afortunados. Se palpaba la expectación de la película que iba a lograr enfrentar a un Xavier sabio y calvorota, con su predecesor más joven, melenudo e impulsivo. Pero esta vez veníamos preparados: se habían encargado muy bien de picar nuestras insaciables ganas con el marketing viral que ha rodeado el evento mutante del año. Aquí está la crítica sin spoilers (que no sin esfuerzo) para que podáis disfrutar cada respiración cortada, las risas y la tensión, como yo misma he hecho en la butaca.

Nos sumergimos en un futuro destrozado por la guerra entre especies, condenando a todo el que se cruzara en medio a una destrucción segura. Los Centinelas, esas armas con el único fin de erradicar la variación genética de la faz de la Tierra, no solo son los enemigos más temidos a los que se han enfrentado a lo largo de su existencia, sino que nos permite gozar de combates espectaculares exprimiendo el potencial de los poderes. Cuando la supervivencia es el único fin, los bandos se disipan para luchar codo con garra, en una unión sin precedentes de la última resistencia mutante.

Desafiando a las leyes del tiempo y cambiando el curso de la historia de forma incierta e impredecible, la única forma de ganar esta guerra es cambiar el origen. Y así, en un intento desesperado y jugándoselo todo a una carta, el imperecedero Lobezno se enfunda en la moda de los 70 con el destino de todos en sus garras. Su misión es muy clara: debe detener un asesinato que desatará el miedo y odio hacia su especie.

Para lograrlo debe reunir a un Xavier y un Magnetos separados y enfrentados, incapaces de ver más allá de sus propias ambiciones. La dualidad de ambos personajes nos permite ver tanto su proceso de madurez como sus verdaderos motivos. ¿Cómo llegaron a ser líderes tan opuestos de un mismo bando? ¿En qué momento descubrieron el estandarte moral que cargarían para bien o para mal? En el proceso deberá contar con una ayuda extra, presentando al graciosete de Mercurio y ofreciendo una de las mejores y más dinámicas escenas de todo el film.

Las pocas escenas en las que no hay acción las usan para enfatizar el carácter de algún personaje como nunca antes lo habíamos visto. Una mirada al pasado y al interior, con la estela constante en nuestras nucas de que nada volverá a ser lo que era. Las relaciones de unos jóvenes mutantes viviendo en la sombra y sin un propósito firme que les sostenga, mientras la sociedad caza y tortura con fines científicos a los pocos que no pueden esconderse.

Esa caza de brujas que durante algunos breves instantes te pone de lado de aquellos que solo quieren justicia para después soltarte de nuevo en esa piscina de emociones sobre la incertidumbre futura/presente y la gozada de un ritmo frenético en el presente/pasado. Su peor enemigo no es tan solo la cabeza pensante detrás de esas máquinas destructivas (ese pequeño Lannister que puede hacer de su existencia un infierno), sino el puro miedo de la sociedad a lo desconocido. Esa eterna guerra entre comprender y aceptar, versus aniquilar lo desconocido por su peligrosidad potencial.

Pero aunque es con diferencia la película más completa hecha hasta la fecha de la Patrulla (con sus saltos de tiempo, nuevos personajes, viaje de conciencia, guerras y venganzas, entre otros) sigue manteniendo ese toque de humor tan característico. Esta nueva oportunidad para pulir las imperfecciones de un grupo maltratado en sus inicios en el cine la aprovechan en su totalidad, aportando detalles pequeños pero que miman un conjunto compacto y fiel, cada vez más cercano a lo que debe ser.

Una oportunidad para entrelazar nuestra historia (o lo que nos han dicho de ella) con un mundo de mutaciones que ha sido deslizándose en los momentos decisivos, abriéndose paso entre la sociedad como nuevos miembros de una comunidad que los rechaza. Porque es mejor enfrentarse a un nuevo futuro que vivir como ratas entre agujeros, mientras ver a los tuyos caer uno a uno, la lucha merece cada esfuerzo y sacrificio. Los más avispados lograrán leer entre líneas un pequeño atisbo de lo que puede venir después, pero si queréis rematar vuestras sospechas quedaros hasta el final. Recordar que Marvel siempre trae regalito post-créditos.

Recomiendo encarecidamente la lectura del post que escribió mi querido compañero sobre el comic original en el que se basa la película. Una obra maestra que debe estar en las bibliotecas de todo amante del género, y más allá, de todo aquel que haya crecido soñando con ser algún día parte de la Patrulla X.

Una película apoteósica que conquistará los corazones de los amantes del género, y abre nuevos caminos y un sinfín de posibilidades para aquellos que empiecen en esta aventura.

Visto 2968 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Erio!

Está aquí: Home FRIKI NEWS Cine Preestreno "X-Men: Días del futuro Pasado"