Cabañas en el bosque (2): The Cabin in the Woods (2011)

Escrito por 

Nos acercamos al puesto 1. Pero nos quedamos en el 2 con una película de hace tan solo 3 años y la última de verdadero culto que nos ha dejado el cine de terror. The Cabin In The Woods.

Cuando uno tiene el culo pelado de ver cine de terror siempre agradece ver algo nuevo. O a lo mejor no nuevo, que eso ya es casi tirar muy alto, sino, por lo menos, diferente. Y The Cabin In The Woods quizás sea la propuesta más original (siempre hablando del mundo occidental) que ha llegado a la gran pantalla desde hace nosecuántos años.
Es sumamente difícil escribir una crítica sobre esta película sin destripar detalles importantes del argumento. La premisa sí que se puede contar: Un grupo de cinco jóvenes muy bien definidos (la buena, la puta, el atleta, el bueno y el tonto) deciden pasar las vacaciones de verano en una cabaña en medio del bosque. Una cabaña aislada donde poder disfrutar de un poco de soledad entre tanto smartphone y tanta red social. ¡JA! ¿Y esto es lo más novedoso que has visto tú en cinco años? ¿Qué has estado viviendo, en un zulo? Creedme cuando os digo que sí, y que lo novedoso viene, sin hacerme la picha un lío, de elementos que todos ya conocemos, subvertidos y alineados en un gozoso juego de espejos en el que los clichés del género del cine de terror son subvertidos, desvirtuados y desmtificados hasta que la película, en si misma, explota, revienta y se desvanece.


No podemos olvidar, y de hecho es de recibo hacerlo notar bien fuerte, quién está detrás de todo este tinglado. Joss Whedon, creador de Buffy, Cazavampiros y director de la sumamente entretenida Los Vengadores, es un fan. Un FAN FATAL. Alguien a quién han debido de zurrar bastante en el colegio y pasaba las horas muertas leyendo comics, viendo películas de miedo y soñando con una realidad un poco menos terrible que la que le había tocado vivir. O no, vete tú a saber, pero tiene toda la pinta. Y la tiene porque esta película respira amor por el terror (sobre todo de la época de los 80 y la serie B) y, a la vez, un profundo desprecio por todo en lo que se ha convertido.

Sin revelar más de lo preciso, digamos que Whedon, junto a Drew Goddard, que fuera guionista de esa maravilla llamada Cloverfield y de un puñado de episodios de LOST y dirige la cinta que nos ocupa, han hecho con The Cabin In The Woods algo muy similar a lo que hicieron Wes Craven y Kevin Wiliamson con Scream (un clásico ya del género): Destruirlo todo para que todo siga siendo igual, jugar con los clichés más sobados del género para darles la vuelta, dejando ver las costuras de un género siempre menospreciado y, de paso, maravillar al espectador medio que nada pretende con una maravillosa historia que podría haber sido un episodio alargado de The Twillight Zone.
Mi único consejo antes de que os pongáis a ver The Cabin In The Woods es que aceptéis el juego, os dejéis llevar por los giros argumentales y por el sentido de la maravilla, la bizarría, lo grotesco y lo salvaje que, en ocasiones, bordea el ridículo sin caer en él. Si la veis con los ojos de un fan de 15 años pero con la sabiduría del que ya casi va a cumplir los 37, os aseguro que casi os vais a mear del gusto.

Visto 4566 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Erio!

Está aquí: Home FRIKI NEWS Cine Cabañas en el bosque (2): The Cabin in the Woods (2011)