Cabañas en el bosque (4): Tucker & Dale vs. Evil (2010)

Escrito por 

Encaramos el final de nuestro top con Tucker and Dale vs. Evil, una de las comedias más ingeniosas de todos los tiempos.

El cuarto puesto de nuestro ránking de cabañas es una comedia. ¿Como una comedia? ¡¡¡Falso, vendido, incoherente, esto es una lista de películas de terror!!! ¡¡No nos metas comedias, no nos vendas milongas!!... Un momento, un momento. Sí, Tucker & Dale vs. Evil es una comedia, pero es también una película de terror. O más bien, una película de rorret. ¡Ahá! Exacto. Rorret es terror al revés, un nuevo género, una etiqueta que me he sacado de los calzoncillos porque soy más chulo que un ocho. Pero os explico, tranquilos. Tucker & Dale vs. Evil, ópera prima modélica de Eli Craig, es la tipiquísima película de catetos y jovencitos en un bosque aislado, una cabaña, muertes gore a tutiplén y un poco de desnudez femenina. ¿Otra vez lo mismo? Otra vez lo mismo. Pero dado la vuelta. Al revés. Como cuando sale un calcetín de la lavadora al que se le ve esa costura tan fea y que te maltrata el dedo gordo cuando es nuevo. ¿No lo entendéis? Vamos a ahondar un poco en su trama, sin contaros demasiado, no me acuséis luego de lanzar espoilers.


Por un lado, tenemos a Tucker y a Dale, dos amigos, dos catetos o rednecks que viven en la América profunda y se dedican a sus cosas del bosque, a sus cosechas, supongo, y tienen una pinta bastante chusca y desaliñada. Parecen poco aseados, van con petos vaqueros y siempre acompañados de aparejos afilados que pueden servir tanto para segar el campo como la garganta de una rubia peliteñida de sujetador tres tallas más pequeño. Por otro, tenemos al típico grupo de jovenes pijos, aseados y bellísimos -entre los que se encuentran la preciosa Katrina Bowden- que se lanzan al exotismo de la ruralidad americana en pos de lagos, naturaleza y quiquis al aire libre. Poco tardarán en encontrarse y poco tardará todo en volar por los aires. En sentido figurado, niños, que esto no es una película de Jason Statham.

Lo que hace grande a una película como Tucker & Dale vs. Evil -sin duda, la mejor comedia de terror del S. XXI y una de las mejores de todos los tiempos, y me quedo a gusto- es su completa falta de complejos y su inteligentísimo sentido del humor asociado a un increíble talento a la hora de subvertir los clichés del cine de terror más rancio y apolillado, sobre todo en el subgénero que hizo célebre La Matanza de Texas. El fan descubrirá como la tortilla del survival se irá dando la vuelta donde los buenos no son tan buenos, los malos no son tan malos pero las muertes son igual de violentas y sangrientas como las que aparecían en sus películas de terror de cabecera. Aquí hay gore, hay fiesta, y hay muy muy buen cine. Un subgénero tan dado a la tontería y al retraso como es la comedia de terror de tintes paródicos encuentra en Tucker & Dale Vs Evil su película definitiva: disfrutable tanto por el talifán del terror como para el que busque una buena comedia. Os lo garantizo.

Visto 4261 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Erio!

Está aquí: Home FRIKI NEWS Cine Cabañas en el bosque (4): Tucker & Dale vs. Evil (2010)