El backstage de Jobs

Escrito por 

Steve Jobs siempre ha sido un personaje poliédrico. Lleno de esquinas y de nuevas perspectivas según se le mire. Pero a Aaron Sorkin y Danny Boyle han decidido quedarse con solo una parte del personaje/persona (a veces parece un actor, a veces parece el ser humano que lo encarna).

Sorkin tiende a utilizar el mismo método conocido en "The Newsroom" con diálogos de pasillo y de rapidez extrema. Apenas conseguimos salir de una conversación para adentrarnos en otra y en otra y se se puede, en otra más. La película está estructurada a base de conocer el Steve de detrás del escenario, de detrás de las cámaras. Las representaciones de sus productos funcionan a modo de núcleo de cada uno de esos backstage que están presentes durante toda la película. 

El casting es acertado al igual que el director y el guionistas escogidos. Sin embargo, no podemos decir que sea una película de diez ni la obra maestra que un buen jefe de márketing ha querido hacernos ver. La banda sonora a cargo de Daniel Pemberton es sobresaliente a base de música electrónica y de saber cuándo es bueno pausar y cuándo introducir ritmos que den dinamismo a los diálogos. 

De nuevo, la tara más apreciable de la película es esa falta de profundidad. En algunos momentos nos recuerda a "Birdman" con planos secuencias cortos pero efectivos dado que estamos siempre en perpetuo frenesí antes de entrar en una conferencia. Kate Winslet sirve de gran apoyo a un Fassbender, que salvo en la última etapa, no está del todo bien caracterizado (en eso gana, y duele decirlo, la película protagonizada por Kutcher) pero que interpreta con gran sabiduría en los momentos más tensos. 

La elección del vestuario es correcta y tiende a mimetizarse con el tono de la película. Si la situación era favorable a Jobs, los colores de la ropa eran más llamativos. Todo lo contrario a base de negros y grises cuando la situación le era desfavorable. 

A partir de aquí habrá spoilers.

En cuanto a la forma de escoger la biografía de Isaacson y transformarla en película, no me parece la más adecuada. Jobs es un personaje de muchos matices y con una vida tan llena y con tanto material que me parece escasa la información a tratar en el film. Tan solo se han quedado en el Jobs del backstage pero no en el Jobs de casa, en el Jobs después de que le despidieran, en el que se casa de nuevo y en el Jobs final. 

Todos los que vimos la película de Kutcher nos quedamos a la espera de una próxima película que supiera interpretar esa última etapa pero por desgracia, nos quedamos igual. Se llega hasta el momento del lanzamiento de iMac en 1998 y con una oferta de "un dispositivo que te hará tener entre 500-1000 canciones" que el personaje interpretado por Fassbender le dice a su hija adulta. 

Por eso, nos falta muchas fases sin ver. Boyle ha preferido hacer la misma estrategia una y otra vez. Diálogo de 20-25 minutos sobre varios temas a debatir antes de de una conferencia (problemas familiares/laborales) para después, llegar a ver a Jobs subiéndose al escenario (justo el momento donde siempre brillaba) para cortar justo la escena y remontarnos a base de una elipsis audiovisual hasta muchos años después. Las lagunas narrativas se tienden a desarrollar momentos después, pero ya no nos sirve, porque estábamos en ese momento hace casi una hora y porque sabemos lo que ha ocurrido. 

La historia familiar es llevada con maestría en la primera etapa (con esa escena del cuadro abstracto que dibuja su hija Lisa en el Mac del 84) pero después se difumina y se deja para el último momento. 

En fin, para algunas cosas quizás prefiramos aquel "Piratas de Silicon Valley", para otras "Jobs" de Kutcher y quizás donde más sobresale este film (la etapa final) prefiramos este"Steve Jobs" de Boyle. Para todo lo demás, ahí están el libro reciente de Schlender o la obra en la que se basó esta película, de Isaacson. Quizás en un futuro veamos una película donde se afronte la etapa final de Jobs con el descubrimiento de los smartphones, tablets y demás.

Desgraciadamente, nos quedamos de nuevo a las puertas. Resumiendo, técnicamente es casi perfecta pero en términos de contenido y lo que podría haber dado de sí la película nos quedamos con ganas de otro "One last thing..."

Visto 1154 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Erio!

Está aquí: Home FRIKI NEWS Cine El backstage de Jobs