La Amenaza Jar-Jar

Escrito por 

Tuvieron que pasar 22 años para que llegará la prometida primera película de Star Wars, de canijo «Star Wars IV: A New Hope» era «La Guerra de las Galaxias» a secas, y ni episodio, ni Esperanzas ni nada. Un día amigo me puso el VHS para demostrarme que "La guerra de las galaxias" era la cuarta parte y fuimos al videoclub del barrio en busca de las tres pelis anteriores. La desilusión fue enorme al darnos cuenta que no existían tales películas. Pero la espera había llegado a su fin...

En aquellos tiempos no existía el Hype e Internet andaba en pañales. La información sobre el film llegaba por fotos que tardaban mil años en poder ser visionadas por la red de redes, la información de la Tv y las revistas especializadas. Llegó el 20 de agosto y se estrenó la película que todos los fans de la Saga queríamos ver. En el Madrid de 1998 habían construido unos Cines de los que se rumoreaba mucho, los «Kinepolis» y que mejor ocasión que Star Wars para conocerlos. La película ya llevaba una semana estrenada, fuimos una tarde entre semana y la sala estaba casi llena, sin duda era el Blockbuster del verano y todo el mundo quería verla.

Fue salir el Logo de 20 Th Century Fox, la fanfarria y las letras de Star Wars y sentirme un privilegiado. La película me gustó bastante pero desde el primer momento tuve claro que era algo diferente a las originales. Si bien es cierto que la nostalgia de aquellas no es comparable, las disfrute de niño y su recuerdo me acompañará siempre. Caí en las redes de Lucas y compré figuras, naves, camisetas, espadas, libros y la copia en VHS según salió a la venta (por 2.995 pesetas).

Vista a posteriori puedo decir que estamos ante la peor película de la Saga con diferencia. Un film para niños con una trama política cuanto menos enrevesada y algo absurda. Si bien los planetas y personajes de la Saga original son inolvidables, aquí nos encontramos con un Naboo que me acompañará en mis peores pesadillas. Por un lado tenemos a los gunganos con Jar-Jar Binks a la cabeza que viven en un mundo subacuático que es una especie de Atlántida cutre que vale para que el Señor Lucas pruebe sus juguetitos de CGI y gaste una millonada en mostrarnos un ecosistema pobre y vacuo. Si con eso no tenemos suficiente en la superficie viven 625 millones de humanos gobernados por la Reina Amidala. Una arcadia pacífica de artistas y gente de vida contemplativa. Con esos mimbres, ¿a alguien puede interesarle lo que pase en dicho planeta?. Pues parece que sí, porque la Federación de Comercio bloquea este planeta como si fuera la Cuba de Castro, sic.

Ya que la gente puede mosquearse y esperan ver algo que recuerde a la Saga anterior les llevaremos a Tatooine. Casualmente huyendo de Naboo su nave es dañada y van al planeta de los Skywalkers para reparar su nave. Para colmo en los Desguaces La Torre de Tatooine está currando un niño que se llama Anakin, no es forzado ni nada el tema pero... Se me ha olvidado mentar que tenemos de protas a dos Jedis que esos sí que son un acierto, sobretodo Liam Neeson como Qui-Gon Jinn. De manera forzada se han «encontrado» con Anakin de apellido Skywalker y al no tener talegos de verdad para pagar las piezas dañadas de su nave necesitarán su ayuda. Resulta que hay unas carreras de lo que llaman "vainas" (que viene a ser una mezcla entra las cuadrigas romanas y el Paris-Dakar) en las que se juega mucho dinero y el chavalín suele participar. Es la excusa perfecta para mostrarnos una buena dosis de CGI y en este casi sí enseñarnos algo memorable. Para muchos lo poco salvable de la peli.

No hemos hablado del antagonista, un tal Lord Sidious que es un Sith y tiene de aprendiz a un bicharraco tan feo como letal que responde al nombre de Darth Maul. También nos falta otro planeta importante: Coruscant, el planeta más poblado de la Galaxia, casi todo urbanizado y sede del Gobierno de la Republica. Un lugar importante dentro de la trama, en el que se desarrollará el drama político y todos los tejemanejes de los Sith para lograr el poder. Acabaremos con la obligada batalla de Naboo entre los gungan y los droides. No esperéis una batalla tipo «Braveheart» y más bien esperar algo sacado de la serie de animación de los «Droids» y «Los Ewoks», todo muy tontaco e infantil.

Si algo se salva es una pequeña batalla de naves con Anakin como protagonista, aunque su absurdo desarrollo final lastra bastante. Aunque lo realmente bueno e interesante, no en vano en la Saga antigua apenas habíamos visto duelos con sables de luz, es el enfrentamiento entre Obi Wan y Qui-Gon Jinn Vs. Dart Maul. Una pelea épica acompañada de un temazo del mejor John Williams.

Lo cierto es que vista hoy en día es un film mediocre, del cual podemos salvar la Carrera de Vainas y el duelo con Darth Maul, el resto puede caer en el olvido.

Visto 2202 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Erio!