Maratón de "El Hobbit", algunas explicaciones

Escrito por 

Me estoy haciendo mayor. Hay que asumirlo. Es la mejor explicación. El próximo martes 16 de diciembre, los Cines Dreams programan la friolera de 510 minutos seguidos en la Tierra Media. Empezando a las cuatro en punto con "Un viaje inesperado" que, en algún momento (19:00), desembocará en "La desolación de Smaug", para, un par de horas antes de la frontera oficial entre el martes y el miércoles (22:00), ser uno de los primeros en ver la esperada "Batalla de los cinco ejércitos". Un buen amigo me ha invitado al evento... y no voy a ir.

Pero la edad no es la única explicación. A ver, salgo del curro a las 16:35, lo que me permitiría llegar al Palacio de Hielo, como pronto, a eso de las 17:45, cuando la primera película probablemente siga en Bolsón Cerrado, transitando aproximadamente por la página cuatro del libro... vale, esto en realidad es un punto a favor de ir al maratón. A tenor de lo inflada que está la primera película, perderse la primera hora y media es un pro, mucho más que un contra. Así que esto me vuelve a llevar a la edad. Hace unos años, ante la eventualidad de pasar cerca de nueve horas seguidas viajando por mi amada Tierra Media, habría pedido la baja a un médico, solicitado un día libre en el trabajo o dimitido de mi cargo irrevocablemente (por lo menos durante las citadas nueve horas). Pero me estoy haciendo mayor o...

O, veamos, empezar la tercera película después de cinco horas en el cine va a suponer un desgaste demasiado grande (la edad otra vez).

O, no quiero ver otra vez la escena de los barriles porque la cámara va demasiado rápido para mis viejunos ojos (por no hablar del "enano de oro"). La edad...

O al día siguiente voy a estar fundido. ¡Viejo!

O, qué leches, seamos serios: la trilogía de "El Hobbit" está a años luz de la venerada de "El Señor de los Anillos". A pesar de mis emocionadas críticas de años anteriores, el sosiego y la reflexión han puesto a la precuela, y sus innecesarias tres películas de ciento cincuenta minutos, en su sitio. Si programasen ESDLA no hay trabajo en el mundo que pudiera retenerme esas nueve horas. Es verdad que estoy deseando ver qué pasa con Gandalf en el estupendo apócrifo de Dol Guldur. También que la segunda fue bastante mejor que la primera. Y Peter Jackson ya demostró lo que es capaz de hacer con una batalla en el Abismo de Helm. Y va a haber unos cuantos miles de elfos más. Y los enanos de las Colinas de Hierro. Y Smaug cabreado. Y sale Evangeline Lilly con las orejas picudas. Y van a dar matarile al todo-lo-contrario-que-estupendo apócrifo de Azog el profanador. Y, volviendo al principio y con los pelos como escarpias, va a ser la última vez que el Peregrino Gris se pasee por la gran pantalla...

O rectificar es de sabios y os tengo que dejar: me voy a comprar la entradas... ¡¡Nos vemos el martes!! (y quien no venga será justamente recordado con el peor de los epítetos que pergeñó el único y verdadero dios (sí, hablo de Tolkien): ¡poco friki!).

Visto 2865 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Erio!

Está aquí: Home FRIKI NEWS Actualidad Maratón de "El Hobbit", algunas explicaciones