Japan Weekend Madrid 2014: ¡Konichiwa frikis!

Escrito por 

Mi triforce se había iluminado, y era la batseñal que necesitaba: me puse mi túnica, agarré el saco de rupias y puse rumbo al Pabellón de Cristal de Madrid. La Japan Weekend me esperaba.

Esta vez contábamos con una planta para merchandising, varios escenarios, salas de proyecciones, zona videojuegos y artistas varios. Aquello no tardó en llenarse, y entre pikachus y Gokus saltaban chispas. Bajo seguridad policial la gente se volvía loca junto al puesto de espadas y katanas, y luego sacan su lado tierno con los peluches.

Tras ver cómo hacían un Iron Man de Hamma Beads gigante en directo, me hacen mi primer Kame Hame Ha y ya voy con la sonrisa puesta el resto del día. El Maestro Ash está eligiendo entre la multitud de pokemon que han asistido, mientras veo como Marcelin pasea con Finn y la Princesa Mononoke me saluda desde el otro pasillo, al lado hay dos chicas monísimas de Kuroshitsuji.

De repente me veo acosada por un gato con un subidón, intento camuflarme entre la zona de videojuegos pero me localiza enfrente del Super Mario World. Después de darle un achuchón repito el procedimiento con los adorables Kero y Sakura.

Ariel está muy callada, Monkey D. Luffy va muy veraniego para ser Febrero, el tío del Portal sigue buscando su cubo y veo a Heissenberg expandiendo su negocio, cuando llegan a mis oídos las primeras notas de la intro de DragonBall. Agarro el escudo y cantando me dirijo al escenario, lista para flipar con una coreografía increíblemente poco varonil y con globos en los pechos. Sí, era un hombre.

Con el subidón del momento, y el público dándolo toco, me escabullo como puedo para encontrarme con Rafiki. Tras comentarme que el reino lo está pasando muy mal se nos acerca Leia para comentar que la República no pasa su mejor momento. Menos mal que he visto varios Sombrereros o empezaría  a pensar éramos las más locas del lugar.

Estoy observando el origami de Yoda cuando noto un pinchazo en el trasero. Al girarme me doy cuenta de que una Mérida en miniatura tiene problemas con el arco, pero con su sonrisa me he derretido. Toca despedirse por hoy: El Caballero de Acuario con su armadura dorada, y un grupo de asalto armado, me escoltan hasta la salida. Me despido de  John Blacksad y me preparo para la segunda ronda.

El día amanecía lluvioso y gris, pero eso solo significaba que la tormenta de Poniente estaba llegando. Nada más pisar el Pabellón un escuadrón de Ataque a los titanes me apunta con sus armas, me repongo del susto pidiéndoles una estrella a Mario y Luigi que pasaban por allí.

En el pasillo de artistas veo que Pícara y Gambito están discutiendo, me alejo despacito para no desatar la ira de los mutantes, hasta que choco con Bane. Está intentando negociar una alianza con Iron Man (miedo me dan estos dos). Al lado del escenario me encuentro con un grupo muy variopinto: D. Gray Man posando con Fairy Tail y One Piece.  

Empiezo a oír unas notas que me suenan, y siguiendo los estandartes de las casas de Poniente me deleito con la actuación del cosplay grupal (ganador) de Juego de Tronos. La gente grita cuando Robb sujeta el escudo Stark; vitorean a Khal Drogo cuando coge en brazos a la Madre de los dragones; y una mezcla de admiración y odio rebosa en el ambiente cuando los hermanos Lannister se abrazan.

Mis ojos de elfa se agudizan y veo al mismísimo heredero de Durin. Con la barba recortada, Thorin Escudo de Roble me saluda y le pido hacerme una foto con mi enano preferido.  Necesito desconectar la mente tras semejante encuentro, asique me voy a las partidas del Tekken un rato. Nada mejor que un concurso de cosplay cutre (pero muy cutre) para comer  y coger fuerzas.

Después de eso, y debido al subidón de los fans, el escenario se vuelve un karaoke improvisado con coreografías moviditas. Una última vuelta al ruedo donde diviso a un grupo de Soul Eater, encuentro a Midna buscando a Link, y el Joker se ofrece a hacerme sonreír. Lo rechazo lo más amablemente que puedo y me alejo con sigilo. Aquí podéis ver un resumen de los mejores momentos de nuestra aventura por el Japan Weekend, además de buscaros en las fotos del sábado y del domingo.

 

Me coloco el sombrero seleccionador de Hogwarts y me dice que tire para casa que ya es hora. Le hago caso, y contagiada por las treinta personas que hay subidas en el escenario, me voy haciendo el baile del caballo.

¡¡Sayonara frikis, nos vemos en la próxima!!

Visto 6187 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Erio!

Está aquí: Home FRIKI NEWS Actualidad Japan Weekend Madrid 2014: ¡Konichiwa frikis!