Ign Convention 2015

Escrito por 

Fecha estelar: sábado 17 de octubre de 2015. Hemos tenido el honor de mandar a uno de nuestros curris a cubrir en el Forum de Abu Dhabi la primera concentración ING. Lo que se traduce en frikis árabes por doquier. La convención se centró en el mundo del video juego, por lo que no faltaron los torneos, novedades y sorteos de un gran amplio abanico de plataformas.

“Aquello era el paraíso de cualquier gamer y la antesala para desvirgar a todo aquel que a estas alturas no tenga sangre freak por su cuerpo. En primer lugar pudimos disfrutar de títulos recién salidos del horno como el Forza Motorsport6 o Pro Evolution soccer 2016 entre muchos otros, además de dejarnos catar en primicia el último Assasin’s Creed Syndicate que se lanzara el próximo viernes (ojito con el nivel que viene). Otro título que dio bastante juego fue el Just Dance ya que te permitían bailar delante de todo el pabellón en un gran escenario para deshacerte de la poca vergüenza que hubieses llevado contigo. Uno de los grandes torneos celebrados fue el del Super Smash Bros Wii U, en el que tuvimos la suerte de participar con un personaje tan carismático como el Pokemon Jigglypuff.

Todo ello mientras se nos ofrecían refrescos y patatas fritas gratis…¿Que más se puede pedir? ¿Una supernintendo original con el mítico supermario? Pues ahí que la tienes, todo para deleite de los participantes. Daba igual la edad que tuvieras o los mandos que hayan pasado por tus manos, allí te sentías como un niño con su primera consola. Y es que además tuvimos la fortuna de encontrar un rincón para retro games, con todas las consolas más famosas desde la Master System, pasando por la Nintendo64 y otra infinidad de mitología gamer, eso sí, todas ellas con sus cartuchos.

Aunque la cita se centró en el mundo del videojuego, no faltaron stands con juegos de mesa, donde pudimos echar un combate espacial en los alrededores de la mismísima estrella de la muerte o luchar un combate de cartas Magic y de Pokemon. Pero lo que más nos gustó sin duda fue el reto del laberinto de BB-8 (Lego + Star Wars = Éxito seguro). Aquí pudimos controlar a un mini BB8 con un smartfone haciéndole rodar por un laberinto hasta encontrar la salida, toda una monada, ya sabemos cuál será nuestra próxima mascota.

Por allí se dejaron caer estrellas de la altura de Jack Gleeson, de Juego de tronos o Dave Fennoy de The Walking Dead que hicieron las delicias de algún que otro enfervorecido fan con un autógrafo (desconocemos la cantidad de ropa interior y escudos que firmaron). También pudimos contar con la visita de diseñadores y dibujantes del mundo del videojuego. Nos sorprendió especialmente como en un país caracterizado por una religión y cultura conservadora, también se manifiestan vías de expresión artística de lo más friki, con obras sobre personajes de videojuegos, películas, combinaciones imposibles de ambos y con técnicas muy labradas. Nuestro tutorial interior nos dicta que una vez acostumbrados a convivir con la censura, se trata más bien de un respeto mutuo entre artistas y gobierno, para imponerse finalmente el culto a un tipo de arte que cada día atrae a más generaciones.

En uno de los stands nos comentaron lo difícil que es realmente dedicarse al mundo del diseño, ya que hay una gran competencia y es un mercado arriesgado. La mayoría de los artistas que exponían y vendían aquí sus obras se dedicaban a ello como un hobby o un segundo empleo aunque muchos y muchas reconocieron que les gustaría tener la oportunidad de dedicar su vida a ello. Por otro lado también probamos videojuegos desarrollados por amateurs independientes en forma de aplicaciones para Smartphone. Muchos de estos juegos eran de lo más ingeniosos. Una de los diseñadoras, también musulmana, nos ofreció su tarjeta para explicarnos con todo detalle su experiencia en caso de que algún día queramos convertirnos en diseñador de videojuegos.

Pero sin ninguna duda, lo más llamativo de la convención fue encontrar el choque cultural entre oriente y occidente. Y es que más de un emiratí dejo la candura en el armario para llevar un traje de su personaje de video juego o anime favorito. Incluso más de una mujer musulmana se transformó por un día, ocultando su rostro igualmente, pero esta vez bajo una máscara de Bleach. De este modo tuvimos la suerte de encontrarnos con Super Mario, un currado general Grievus, un bebe vestido de Finn de Hora de aventuras o un Iron-man hecho totalmente de cartón y con un minucioso trabajo de tres meses. Todos ellos y muchos otros más se disputaron un primer premio de 10000$ al mejor cosplay, actuación incluida.

Con esto termino la experiencia friki del día. Espero que pronto tengamos oportunidad de disfrutar de otro evento así por estos lares.”

Gracias a nuestro Héroe del Tiempo por disfrutar en nuestro nombre de esa experiencia maravillosa y por sacar un huequito para compartirla con nosotros.

 

Visto 1305 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Erio!

Está aquí: Home FRIKI NEWS Actualidad Ign Convention 2015